Triunfo vital del Tecnyconta

Zaragoza, 11 Mar. 2017 (EFE).- El Tecnyconta Zaragoza logró una crucial victoria en su lucha por mantener la categoría al derrotar a un rival directo como el Rio Natura Monbus Obradoiro (85-59) y, además, ganarle la diferencia de puntos particular.

Con el triunfo, el conjunto maño aventaja al equipo gallego en dos victorias más el basket-average y le mantiene en zona de descenso.

Estadística

La llegada del técnico Luis Guil en sustitución de Andreu Casadevall obró una transformación en el aspecto defensivo del equipo aragonés que fue la clave para hacerse con el triunfo y superar la ventaja de 17 puntos por la que el equipo de Santiago de Compostela se impuso en el encuentro de la primera vuelta.

El Tecnyconta Zaragoza, que había estado encajando en los últimos encuentros medias de 90 puntos, dejó a su oponente en 59 gracias a una fortaleza atrás que pocas veces había mostrado esta temporada.

El conjunto aragonés salió mucho más intenso a la pista que su rival y eso se tradujo en una mejor defensa y más acierto en ataque, especialmente en los triples, una faceta en la que es el peor en la Liga Endesa pero en la que en los compases iniciales estuvo muy inspirado, especialmente el alemán Robin Benzing, que sumó 12 puntos en los primeros diez minutos con 4 de 7 en triples.

Fruto de esa mayor presión defensiva el Tecnyconta Zaragoza llegó a tener hasta 15 puntos de ventaja (24-9) a falta de minuto y medio para la conclusión del primer parcial, aunque la reacción gallega en esos instantes finales le permitió rebajar la diferencia hasta los diez puntos (26-16).

Al inicio del segundo cuarto continuó la reacción del equipo de Moncho Fernández que, con un parcial de 1-6, consiguió acercarse hasta los seis puntos (26-20), aunque el equipo maño volvió a subir la distancia hasta los 9 y 10 puntos.

A partir de ahí el juego entró en una fase de imprecisiones por parte de ambos contendientes que significó que la diferencia en el electrónico subiera y bajara de golpe, sin que ni los propietarios del terreno volvieran a recuperar la máxima que habían tenido ni que los foráneos bajaran de los seis puntos.

Al regreso del descanso el Tecnyconta Zaragoza volvió a ser el equipo aguerrido con el espíritu defensivo del inicio del encuentro y comenzó a distanciarse progresivamente.

El pívot ucraniano Artem Pustovyi era el que mantenía al Rio Natura Monbus en esos momentos, mientras que en el bando local era el base Sergi García el que con su acierto en los contragolpes hacía subir la distancia.

Cuando Pustovyi perdió el acierto nadie fue capaz de tomarle el relevo de forma decidida y entonces comenzó el hundimiento del conjunto santiagués porque en el de Luis Guil reapareció Benzing, que capitalizó el ataque de los suyos y dejó al Tecnyconta al final del penúltimo cuarto con +23 (68-45).

El equipo zaragozano, consciente de lo que se jugaba y aprovechando la desmoralización que cundía en las filas de su rival, mantuvo la distancia sin bajar el pistón en ningún momento para no perder la diferencia particular y hacerse con un contundente triunfo.