Técnica de entrenamiento

Técnica de entrenamiento, un excelente artículo de Víctor García, publicado en la web para entrenadores Desde el banquillo, que consideramos de interés para los entrenadores que trabajan en la formación.

Pautas para una buena planificación de la sesión diaria de entrenamiento.

1- Hacer un plan y seguirlo con flexibilidad, adaptándolo a las condiciones del día, número de jugadores, balones, tiempo de cancha, lluvia…

2- Planificar que acabe en un momento de intensidad y buen ambiente para que todos esperen con ganas el siguiente día.

3- Según van llegando los jugadores pueden trabajar detalles individuales de dominio de balón o tiro, pero nunca partidos ni competiciones de tiro.
4- Empezar el trabajo de conjunto a la hora en punto.

5- En cuanto se de la señal de empezar todos deben dejar los balones en el sitio ya fijado y correr donde este el entrenador, y de igual forma cada vez que se cambie de ejercicio.

6- Tras el calentamiento físico general, empezar cor ejercicios de técnica individual para luego ir mezclándolo con las cosas de conjunto.

7- Evitar la monotonía. Siempre sorprender a los jugadores.

8- Intentar sacar el máximo rendimiento a los ejercicios, teniendo al mayor número posible de jugadores activos en cada momento y manteniendo un ritmo alto de ejecución en cada momento.

9- Para que un ejercicio funcione deben tenerse en cuenta todos los pequeños detalles: número de balones respecto al de jugadores, en que momento poner en juego cada balón, cuanto jugadores deben haber en cada posición…
10- Cada ejercicio debe durar lo justo: mucho aburre y desconcentra, poco es inútil.

11- De cada ejercicio hay que explicar el propósito y resaltar todos los detalles progresivamente.

12- Se trabaja mejor y se asimila más cuando se tiene un objetivo concreto y se entiende para que vale lo que se hace, que parte del juego se entrena: Para que, porque, como donde y cuando.

13- Intenta que los ejercicios imiten al máximo las condiciones del juego y que sean competitivos cada vez que se puedan.

14- Los mejores ejercicios son los que se inventa cada uno adecuados a su equipo, a su trabajo y a sus objetivos.

15- Cada vez que se encuentran ejercicios y variantes nuevos se deben archivar con todos sus detalles.

16- Vale más trabajar intensa y detalladamente pocas cosas fáciles, que muchas difíciles de cualquier manera.

17- Hay que convencer y demostrar a los jugadores de que jugarán tanto como trabajen en los entrenamientos.

18- Al acabar cada entreno, analizar el funcionamiento de los ejercicios, su distribución y su asimilación, y seguir planificando en consecuencia.

19- Llevar siempre el control de asistencia y de puntualidad.