Récord en los niveles A

Un total de 121 equipos se han inscrito en la presente temporada en las principales competiciones regionales y provinciales de los niveles A de Zaragoza, una cifra récord que supera los 120 que se inscribieron en la temporada 2012-2013 y los 109 de la pasada campaña.

A la hora de realizar el estudio se han tenido en cuenta la 1ª División A1, los Campeonatos de Aragón de Júnior y Cadete, así como las competiciones de Nivel A de Infantil, Alevín y Benjamín de Zaragoza.

Este incremento de equipos en las primeras Ligas es una gran noticia para un baloncesto aragonés que no ha parado de crecer en cantidad, superando la pasada temporada las 15.000 licencias, un crecimiento de equipos que no tenia su reflejo en las competiciones de más nivel, en las que en alguna ocasión ha habido problemas para configurar Ligas atractivas por la falta de un número de equipos suficiente, una situación que no es única del baloncesto aragonés, ocurre en la mayoría de las Comunidades, pero que puede corregirse en el futuro si se mantiene esta línea ascendente.

UNAS CIFAS QUE INVITAN AL OPTIMISMO
Tras  alcanzar un nuevo récord de equipos, quizás la asignatura pendiente del baloncesto aragonés era crecer en calidad y tener más equipos en las categorías de nivel A. Pues bien, hoy publicamos que este año se ha batido el récord de equipos inscritos en las primeras competiciones aragonesas, contando la 1ª División A1, Campeonato de Aragón Júnior y Cadete, así como en las Ligas provinciales de Zaragoza de Infantil A, Alevín A y Benjamín A, con un total de 121 equipos, 12 más que en la pasada temporada.

La verdad es que no puedo asegurar cuáles son los motivos que han motivado este crecimiento. Lo que sí sé es que este crecimiento coincide con algunas medidas que se tomaron la pasada temporada y que estas han podido influir o animar a algunos equipos a inscribirse en nivel A.

Una de ellas fue la  de penalizar con puntos en la clasificación a los equipos que se inscribían en nivel B y ganaban sus partidos por abultadas diferencias. Es posible que este año alguno de esos equipos haya tomado la decisión de jugar en nivel A. Y en lugar de ganar de paliza o ’trastear’ para no pasarse en su average, situaciones que no sirven para mejorar, competir,  una palabra que a veces se mal interpreta, y que quiere decir trabajar para que nuestros jugadores y equipos alcancen su mejor nivel posible, sabiendo que se aprende más de las derrotas que de las victorias. Y que se mejora más cuando el nivel de exigencia de los rivales es igual o superior al tuyo propio.

También han podido influir la gran cantidad de actividades de formación de entrenadores o los nuevos sistemas de competición en los niveles A.

Y sea cual sea el motivo, habrá que seguir insistiendo, esperando que no sea flor de un día, y alegrándonos de unos datos que invitan al optimismo.